jueves, 8 de agosto de 2013

En El Tibet de María José y Lorenzo

Si la risa es el astro más fulgente 
y las montañas son buenos testigos, 
si detrás de cada copa hay un amigo
y detrás de cada amigo, un confidente; 
si las bromas son el coste del pasaje 
y los besos, un tema recurrente, 
si la vista se pierde mansamente 
en los abrazos, que son parte del paisaje, 
habrás llegado a “El Tibet”, amigo mío. 
Fin del viaje.

No hay comentarios:

Publicar un comentario