sábado, 4 de junio de 2016

Un sello de alta costura



Nos tienen acostumbrados a convivir con los diferentes conceptos que surgen sobre moda y a alternar asiduamente con sus protagonistas, bajando y subiendo a los distintos niveles que ellos nos transportan de acuerdo a sus diferencias de estilo y longevidades artísticas y, si bien es verdad que siendo una ciudad pretenciosa, ostenta su sello cosmopolita en lo que a costura se refiere, nosotros utilizamos cualquier excusa para volver a ver a nuestros diseñadores.

Por esa razón, nos desplazamos hacia donde nos inviten y hacemos acopio de la ansiedad reservada desde el último desfile, probablemente acontecido solo unos pocos días atrás, con la expectación de la primera vez; porque no nos cansamos de verlos, de codiciar sus diseños y de envidiar, y con una envidia ligeramente insana, a las modelos que lucen tan extraordinarias creaciones sobre la alfombra.

Ayer abrían la gala Alta Costura Montesco y Jesús Segado, seguidos de diseños noveles y empresas de la moda y asistidos con la profesionalidad de Nueva Moda Producciones y de los peluqueros Carlos Rufo, Faly y Antonio Eloy, frente a las magníficas puertas de uno de los hoteles más atractivos del centro, AC Málaga Palacio, que se abrían como marco de conocidos diseños de alta costura que hacen gala en nuestros sentidos y realzan nuestras calles con sus expresiones, acompañados por el viento húmedo del puerto que se atisbaba a pocos metros, entre la abundante vegetación de los paseos y el tráfico característico de ese punto estratégico de la ciudad.

Diseño: Alta Costura Montesco
El primero de ellos, te roba el aliento con la fuerza de unos cortes exactos y patrones que se ajustan a la silueta con la perfección de una técnica extraordinaria para revelar las líneas más sugerentes y las aptitudes artísticas del modista, a través de la costura; lanas delicadas, colores de destacada profundidad que adquieren sofisticación y elegancia en la sobriedad de los diseños, y complementos refinados que se convierten en insustituibles detalles de lujo.

Diseño: Jesús Segado
El segundo, te devuelve el aire con líneas sutiles y ligeras y colores de delicada variedad e intensidad; creador de un sello artesanal particular, provoca un impacto visual que se relaja en la finura de diseños femeninos y ligeros y a través de la exhibición de innumerables detalles de pedrería y bordados que dibujan realidades de ensueño sobre las alfombras.

Dos líneas de alta costura que nos seducen con las sugerentes diferencias de sus estilos.

Diseñadores, Mario Camino y Carlos Aguirre, Alta Costura Montesco (arriba) y Jesús Segado (abajo).
Independientemente de quien sea el invitado ocasional del evento, que en muy pocas ocasiones se acerca a la calidad de los nombres que hemos hecho nuestros, ha sido, como tantas veces lo digo y como buena malagueña de adopción, una nueva oportunidad que recibo como sutil excusa para volver a apreciar a los diseñadores de moda malagueños que tanto admiro y que terminan siendo, inevitablemente, los verdaderos protagonistas de la velada y permiten que las calles de la ciudad se conviertan en escenarios de talento y belleza con sus propuestas, dejándome a la espera obligada de las creaciones de otros destacados artistas reservados para una próxima ocasión, en la que la ciudad vuelva a citarnos en alguna de sus esquinas para deleite de mis letras y percepciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario